viernes, 21 de mayo de 2010

MI QUERIDA SEÑORITA


Dijeron, tú calladita. Ni tele ni revistas. Dijeron, ve con cuidado, Maxi era “un caballero de la Armada” y tú no eres nadie.

Maxi comenzó a visitarme después de un fiestorro militar. Siempre a horas discretas y de paisano –el uniforme de Almirante sólo para ocasiones especiales-. Amable, meticuloso, pero de trámite rápido, casi profiláctico. “No me gusta este trato”, le dije. “Soy una profesional no una “kalinka” ucraniana”, le dije. Y esa misma tarde Maximilian Stewart y Sierra me dijo: “¡déjate las medias!”. Acababa de presentarme a Maxi. Combinar ligueros, medias de blondas negras, blancas o beiges fue divertido y fácil. El día que lo recibí en pantys, enloqueció. Comenzó a comprármelas él. Nylon, Lycra, Seda Fría. Glace, Doré, Reflejos plata. Me convertí en sus medias.

Soy puta vieja. Enseguida supe qué le gustaría hacer. Se lo propuse el día que pasó todo. No fue difícil embutir aquellas piernas casi lampiñas en una pantys de rejilla “Perla Negra”. El solito se subió a los tacones de aguja. Lo dejé que se pusiera burro ante el espejo. Después aparecí vestida únicamente con gorra y chaqueta de Almirante: “¡Estás guapísima, perra!”, le dije al oído y a su imagen. Se llevó las manos al pecho y se derrumbó.

Después. Interrogatorios. Pasma. CNI. Y siempre: “Te conviene seguir calladita”. Me dan risa. No saben que el silencio es carísimo. La viuda de Maxi fue la primera que lo entendió.



Para 0 comentario: este microrrelato fue presentado para la Antología de Microrrelatos de Parafilias, organizada por el Blog Parafilias Ilustradas y Ediciones Traspiés (col. Vagamundos).







22 comentarios:

Jesus Esnaola dijo...

Te lo he dicho alguna vez y te lo repito de nuevo. Deberías plantearte escribir novela negra, tienes un estilo fabuloso para hacerlo. Para muestra un botón.
Me gusta el punto de vista de la puta, el primer párrafo, rápido en situación, el segundo para mostrarnos a los personajes en dos trazos, mucho sabes tú de lencería, y el tercero para la acción, ya levemente adelantada. Y si quieren discrección que la paguen.

Un abrazo Hugo.

Claudia Sánchez dijo...

Es genial Hugo. Gran dominio de la narrativa.
Me gustó mucho.
Saludos!

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Me encantó. Saludos.

mariajesusparadela dijo...

<<<<negra, blanca o verde: lo tuyo es escribir; lo mío, leerte.

Anónimo dijo...

Muy bueno Hugo, yo también envié una cosilla. A ver si aparecemos en el libro, ojalá.

Envidio(no se si sanamente), tu capacidad para narrar en corto, con dos o tres pinceladas. Carteras ajenas ya tenía esa cualidad.

Salut
R.A.

Pedro Herrero dijo...

Suscribo el comentario de Jesús, y añado que las frases cortas con las que trenzas el relato le dan una consistencia sencillamente espectacular. Mi enhorabuena.

hugo dijo...

Hola Jesús:

Tanto me inisistes que tendré que ponerme en faena, pero escribir una novela, que ya pasé por ese trance -incluso una novela que tiene mucho de negro, entre rioplatense y español-. Gracias por tus palabras respecto al micro y como reconstruyes el proceso de escritura con el ritmo de lectura.
De lencería no sé nada, es decir, tengo un conocimiento enciclopédico -Google, amigas y echarle un vistazo al escaparate de alguna tienda-.

nos vemos en cualquier momento.

salut.

hugo dijo...

Hola Claudia:
Celebro que te haya gustado y agradezco tu generosidad.
Espero que nos sigasmos leyendo y escribiendo.
un abrazo

hugo dijo...

Hola Fabiana:

Gracias por tus palabras. Después de las respuestas voy a comentarte "Olvidos" que me parece muy bueno.

un abrazo

hugo dijo...

Hola María Jesús:
Aunque sea una tópico, tengo que decirlo, sólo una gallega podía hacerme un comentario tan breve, con tanto buen humor y con tanta ironía.
muchísimas gracias,
un abrazo

hugo dijo...

Hola Rosana:
Siempre tan generosa. Si tuvieras el blosss ya podría leerte con mas frecuencia y corresponder a tus elogios. Sé que escribes muy bien por lo poco que he podido leerte.
A ver si nos animamos que con Google o sin, con blosss o sin, con o sin face bú -que no tengo y quisiera continuar así- estamos todos, todistos, controladísimos.
un abrazo

hugo dijo...

Hola Pedro:
Un verdadero honor encontrarte por aquí.
Ya en LaNave me dejaste un generoso, muy generoso comentario. Te agradezco muchísimo tus palabras.
En breve me tendrás por tu blosss.

un saludo

Luis dijo...

Cada uno de tus relatos es como un golpe inesperado en el rostro, no da tiempo a evitarlo; el componente esencial de la obra de arte, según Artaud. Y cualquiera de los que circulamos por la vida entumecidos, embobados y somnolientos, también te lo agradecemos.
Tu prosa "a la puntaseca" es un lujo. Gracias
Un abrazo

Gemma dijo...

Un micro excelentemente punteado, Hugo. Ese menos es más de tus escritos me resulta siempre muy sugerente. Un fuerte abrazo

hugo dijo...

Hola Luis:

Desde luego tu generosidad no tiene límites. Contextualizarme con Artaud es demasiado.

Respecto a tu oponión. Sí. No soporto mucho que un micro se trasnforme en chascarrillo, la cosita divertidita e ingeniosísima de la muerte-o sea-viste?

"La realidad todos los días me da un tema" decia Ramón J. Sender y ¡vaya lo que escribió ese hombre! Sí, me interesa la realidad siempre. Y si ha de aparecer el elemento fantástico o mágico sera de forma subsidiaria de esa realidad.

Celebro haber encontrado tu blosss

un abrazo,
hugo

hugo dijo...

Hola Gemma:

Muchísimas gracias por tus palabras.
Eso que señalas es el intento de siempre. Tú sabes que gracias a esos afanes todos los que escribimos estamos un poco-bastante locos. Además de remar en LaNave de idem, nuestra relación con el mundo es lo sufienctemente crítica como para ser catalogados de locos.

un abrazo

carlos de la parra dijo...

Adelante maestro con la locura divina de las letras,totalmente de acuerdo con Jesus en que su mecánica narrativa califica para elaborar una novela negra de primerísima.
Gracias por su visita a mi blog,por mi parte sigo en el laborioso esfuerzo de elevar la calidad de los relatos,que es donde reside la locura de tantos considerandos,como usted bien sabe.

Xocas dijo...

Lo de usted es el colmo de la transgresión. Todo elegantemente hilvanado pero al servicio siempre de la ironía. Hasta dónde llegará la mentira dentro de esas almas encorsetadas por la máquina brutal de la "civilización"...
No sabes como molan esos desenlaces... ;)))

Víctor dijo...

Creía que ya te había dejado comentario pero veo que no. Pues nada, ahí va.

El relato es espeso, de lectura lenta. Hay que masticarlo, darle vueltas, concentrarse. Pero deja un buen sabor en el paladar. Buena la estructura parelela, bueno el ritmo. Cero palabras para desvelar el final, apenas dos frases nada explícitas.

Olvidé lo de las Parafilias. Quería envíar uno y me olvidé. A ver si se me ocurre algo.

Un saludo.

hugo dijo...

Hola Carlos:
Muchísimas gracias por tus palabras. La realidad siempre da para que la narración tenga peso y pasado "black"... y Usted bien lo sabe. Me refiero a su último micro.

salut

hugo dijo...

Hola Xocas:
Sí por ahí van los tiros. En llevar la ironía hasta los límites que la distancia con lo real la hace imprescindible.
Gracias por tus palabras... y a seguir dando caña.

salut

hugo dijo...

Hola Víctor:
Gracias por pasarte por aquí. Sí el relato erótico puede ser ligerito, pero si hay perversión por medio necesita otra pauta. Opto por la ironía que aparecerá siempre con las segundas lecturas.

Celebro que te haya gustado.

salut